Hida Takayama

Hida TakayamaDurante la temporada de otoño en Japón, las hojas de los arces y los árboles de ginkgo se vuelven rojas y amarillas formando una sinfonía de hermosos paisajes. Se puede disfrutar de estos colores otoñales en Japón de diversas maneras: visitando lugares tradicionales, paseando por calles históricas, o incluso contemplando una vista panorámica de otoño mientras se relaja en un manantial termal. 
En contraste con los cerezos en flor, los colores otoñales comienzan desde el norte. Se pueden ver a principios de septiembre en Daisetsuzan, un lugar pintoresco para contemplar el colorido follaje otoñal en Hokkaido. Posteriormente se desplazan hacia el sur y llegan a Kyushu, donde la mejor temporada es a principios de diciembre.

Se puede conocer de antemano dónde puede se puede ver el cambio de las hojas de otoño, visitando los sitios web de los lugares típicos o consultando la "previsión de las hojas de otoño" en la página web de la Agencia Meteorológica de Japón.

Tradición del Momiji

Consiste en disfrutar del espectáculo del enrojecimiento de las hojas otoñales, se trata de una tradición ancestral, con más de mil años de antigüedad, en la que los nobles realizaban sus paseos bajo las hojas de mil colores del otoño. 

Hida Takayama

 

Un hermoso paseo por las calles de Hida Takayama

Hida Takayama se encuentra en la prefectura de Gifu en la región de Chubu que se encuentra en el centro de Japón. Su distrito urbano, que está dividido en secciones norte y sur por una carretera nacional que recorre el centro de la ciudad, está lleno de casas y tiendas antiguas. 

Hay edificios antiguos juntos, que se caracterizan por sus rejillas de madera en las fachadas de las casas. Cuando se camina por la calle, se puede sentir como si se hubiera viajado a la era Edo o Meiji. Cada área tiene un paseo cercano donde se puede disfrutar de los encendidos colores del otoño.

En el pasado, el lado sur de la ciudad estaba poblada por numerosos y prósperos comerciantes, gracias a la proximidad de un castillo. En la actualidad, hay tiendas japonesas tradicionales que comercializan distintas variedades de dulces, pequeños productos hechos con tela con patrones japoneses tradicionales, así como recuerdos de la ciudad. 

En el paisaje alrededor de la ciudad, se pueden ver montañas cubiertas con los colores del otoño, lo que le permite disfrutar de una bonita combinación de montañas pintorescas y edificios tradicionales al mismo tiempo. Cerca hay un camino de 4 km que llega al Área del Templo de Higashiyama, donde se encuentran varios templos de diferentes sectas budistas, y el Parque Shiroyama donde antiguamente había un castillo. Se trata de un magnífico lugar para ver las hermosas hojas de otoño.

El camino de Kitayama también se puede tomar desde la parte norte de la zona antigua de la ciudad, y se puede disfrutar de un paseo de durante aproximadamente una hora. El sendero atraviesa el área del "Parque Kitayama" donde se puede dar un paseo rodeado de hojas rojas y amarillas de ginkgos y cerezos.

 


Agencia Mkt360