Imagen de Kazuo Ishiguro

Se anunciado el galardón del Premio Nobel de Literatura 2017 que ha sido otorgado al autor de origen Japonés Kazuo Ishiguro "quien, en novelas de gran fuerza emocional, ha descubierto el abismo bajo nuestro ilusorio sentido de conexión con el mundo".

En declaraciones a la BBC, el autor ha calificado el premio de "un honor magnífico, sobre todo porque significa que estoy sobre los pasos de los mejores autores". "El mundo está en un momento muy incierto y espero que todos los premios Nobel sean una fuerza para algo positivo en el mundo, como lo han sido hasta ahora". “Estaría profundamente conmovido si pudiera de alguna forma contribuír a generar algún tipo de ambiente positivo en un momento tan incierto".

Kazuo Ishiguro nació el 8 de noviembre de 1954 en Nagasaki, Japón. Su familia se trasladó al Reino Unido cuando tenía cinco años. Como adulto, volvió a visitar su país del nacimiento. A finales de los años setenta, Ishiguro se graduó en Inglés y Filosofía en la Universidad de Kent, y luego pasó a estudiar Escritura Creativa en la Universidad de East Anglia.
Ha sido un autor a tiempo completo desde su primer libro, Pálida luz en las colinas (1982). Tanto su primera novela como la siguiente, Un Artista del Mundo Flotante (1986) tienen lugar en Nagasaki pocos años después de la Segunda Guerra Mundial. Los temas con los que Ishiguro está más asociado ya están presentes en estas dos novelas: memoria, tiempo y autoengaño. Esto es particularmente notable en su más renombrada novela,

Los restos del día (1989), que se convirtió en película con Anthony Hopkins actuando como el obsesionado mayordomo Stevens.
Los escritos de Ishiguro están marcados por un modo de expresión cuidadosamente restringido, independiente de cualquier acontecimiento que se esté produciendo. Al mismo tiempo, su ficción más reciente contiene características fantásticas. Con el trabajo distópico Nunca me Abandones (2005), Ishiguro introdujo una corriente fría de ciencia ficción en su trabajo. En esta novela, como en otras, también encontramos influencias musicales. Un ejemplo llamativo es la colección de cuentos titulada Nocturnos: Cinco historias de música y Nightfall (2009), donde la música juega un papel fundamental en la representación de las relaciones de los personajes. En su última novela, El Gigante Enterrado (2015), una pareja de ancianos va en un viaje por carretera a través de un antiguo paisaje inglés, con la esperanza de reunirse con su hijo adulto, el cual no han visto desde hace años. Esta novela explora, cómo la memoria se relaciona con el olvido, la historia con el presente y la fantasía con la realidad.

Aparte de sus ocho libros, Ishiguro también ha escrito guiones para cine y televisión.

 


Agencia Mkt360